¿Cuántos mexicanos usan ecotecnologías?

Es necesario hacer una reflexión sobre el rol de la tecnología en la construcción de un mundo más sustentable, pues ésta es un elemento central de cualquier debate sobre el futuro de la humanidad, reflexionó el doctor Omar Masera Cerutti, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM.

Durante la presentación del libro La ecotecnología en México, que tuvo lugar en el Teatro de Universum, Museo de las Ciencias de la UNAM, puntualizó que 24 millones de mexicanos cocinan con fogones abiertos, 10 millones carecen de agua entubada, 6 millones no tienen sanitarios adecuados, además de que 290 municipios del país tienen más de dos o tres de estas carencias en la mayoría de sus localidades.


El doctor Masera Cerutti, quien es uno de los autores de este libro, explicó que con la tecnología se busca construir un mundo socialmente más justo y ambientalmente sustentable, por lo que los esfuerzos en desarrollo de ecotecnologías se enfocan en mejorar los dispositivos creados, en el proceso de generarlos y difundirlos, así como en impulsar las políticas públicas que se requieren para que tengan posibilidad de éxito.

Mencionó el caso de la estufa Patsari, una tecnología que ha tenido impacto en comunidades de México en donde el uso del fogón abierto era frecuente. Esta estufa tiene la ventaja de reducir la exposición de la gente a gases nocivos durante la cocción de alimentos.


“En concreto lo que buscamos es desarrollar dispositivos accesibles para todos los grupos sociales –empezando por los más pobres–, que se adapten a los diversos contextos socio ambientales y que permitan un uso eficiente e integrado de los recursos locales”, dijo.


El libro reúne parte del trabajo que han desarrollado los miembros de la Unidad de Ecotecnologías del IIES.

Durante la presentación de la publicación estuvieron con el doctor Omar Masera Cerutti, el maestro Alfredo Fuentes Gutiérrez y el maestro Jorge Ortiz Moreno, también autores de la publicación. Así como el doctor Sergio Alcocer, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Margarita Barney, directora ejecutiva de GRUPEDSAC, quienes comentaron la obra.


Obra pionera en México

La obra consta de tres secciones. La primera abarca los antecedentes de las ecotecnologías y una propuesta para definirlas, entre otros temas. La segunda describe el panorama de este tipo de tecnologías en nuestro país; en la última sección se exponen las conclusiones, así como las oportunidades y retos de la ecotecnología en México.


Un aspecto fundamental del libro es que detalla cinco necesidades básicas para el bienestar humano: alimentación, vivienda, agua, energía y manejo de residuos. En ese sentido, se exponen desarrollos de ecotecnias (la aplicación práctica de la ecotecnología) de cada una de estas áreas, así como su validación, difusión y monitoreo.


El doctor Sergio Alcocer señaló que el tema de los desarrollos tecnológicos para apoyar a las áreas de la población más desprotegidas suele trivializarse, al tratar solamente de verlo como un ejercicio de atinarle de manera holística a soluciones aparentemente prácticas. “Encuentro muy loable que en la publicación se aplique con todo rigor y seriedad una metodología de investigación, sobre todo que se aprecie la importancia que tiene revisar y estudiar lo que los otros han publicado y las experiencias que reportan”, agregó.


Por su parte, Margarita Barney expuso que el mayor reto de las ecotecnologías es que lleguen a la gente y puedan mejorar la calidad de vida de las personas, además de que uno de sus mayores obstáculos es luchar contra el desconocimiento de creer que no tienen un respaldo científico.


Los autores reconocieron que algunos de los retos que deben plantearse para un futuro en materia de ecotecnologías son la validación de las tecnologías, una mayor integración de las ecotecnologías en las políticas públicas, aumentar la escala e impacto de los programas sin perder de vista los contextos locales, garantizar la adopción y el uso sostenido, aumentar su financiamiento y promover la educación y la capacitación para el aprovechamiento de las mismas.





Entradas destacadas