INTERNET DE LAS COSAS


El Internet of Things (IoT) es otra de las eternas promesas de la revolución digital. Ya está entre nosotros y su potencial crece a pasos agigantados. Según Cisco, cada español tendrá en 2018 5,2 dispositivos conectados a Internet. Los smartphones o las smart TV serán los más habituales. Pero tu cama, tu microondas y tu coche también empezarán a comunicarse contigo (y entre sí) a través de la red.

A nivel global, la compañía tecnológica estima que, en los próximos años, se vivirá un boom de objetos conectados. En 2020, habrá más de 50.000 millones de dispositivos intercambiando datos alrededor del globo.


TECNOLOGÍA 5G

El Internet de las Cosas no puede entenderse sin la tecnología 5G. Precisamente con el año 2020 en el horizonte, Europa, y España, empezarán a dar los primeros pasos durante 2018 de cara a la implementación del nuevo sistema de comunicación móvil. En nuestro país, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital adjudicará la banda de los 3,6 GHz. La de los 700 MHz, que requerirá reorganizar el espectro en el que actualmente se retransmite la TDT, tardará un poco más en licitarse.

La tecnología 5G empezará a testearse seriamente en 2019 y en 2020 se probará con casos reales. Su ancho de banda (supera las opciones actuales por fibra óptica), su baja latencia y su diferenciación de servicio (permitirá crear una red de capacidades diferentes para cada situación) significarán una auténtica evolución de la comunicación móvil.


INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Los gigantes tecnológicos han colocado la inteligencia artifical en el centro de sus estrategias. Debajo de Google, Apple, Amazon y compañía, cientos de empresas y startups trabajan para que las máquinas piensen cada vez más parecido a los humanos gracias a tecnologías como el deep learning y las redes neuronales.

Para la consultora Gartner, la inteligencia artificial tendrá un gran impacto en el mundo de los negocios, contribuyendo a la toma de decisiones y al análisis de datos. Además, durante 2018 se convertirá en un componente habitual de aplicaciones y softwares. De acuerdo con Edelman Digital, la inteligencia artifical y el machine learning se incorporarán masivamente a los sistemas de recomendación, los sistemas de reconocimiento de imágenes, la identificación de hábitos y comportamientos y los sistemas autónomos, con los coches sin conductor como punta de lanza.


REALIDAD VIRTUAL Y AUMENTADA

Mundos inmersivos donde conducimos un coche. Apps en las que capturamos el Pokémon que viven en nuestra calle. Para muchos, la realidad virtual y la realidad aumentada son poco más que un juego. En 2018, sin embargo, conquistarán el mundo de las redes sociales, el e-commerce y los puestos de trabajo, entre otros frentes.

Será, también, uno de los negocios tecnológicos que más crecerá en los próximos años. Según la consultora IDC, se espera que su volumen de negocio aumente por encima del 130% entre 2018 y 2020. Para Edelman Digital, la realidad aumentada se convertirá en una herramienta para todo tipo de marcas a través de la que ofrecer experencias hiper-personalizadas a los usuarios en su día a día.


CONVERSACIÓN CON LAS MÁQUINAS

Si las máquinas tienen una inteligencia cada vez más humana, ¿cuándo empezarán a hablar? Bueno, ya lo hacen. Los chatbots y el reconocimiento de voz, así como la programación por lenguaje natural, permitirán que los humanos empecemos a comunicarnos con las máquinas utilizando nuestro propio lenguaje.

“Durante los próximos años, las interfaces de conversación se convertirán en una prioridad para interaccionar con el usuario e incluso podrían convertirse en la forma principal de comunicación a través de Internet”, señalan desde la consultora Gartner. En 2018, más de 100 millones de personas hablarán con sus dispositivos a través de asistentes de voz como Siri o Cortana.

Entradas destacadas